Ejercicios que puedes hacer para eliminar acúfenos

Ejercicios para eliminar acúfenos.

El zumbido de oídos es una disfunción del sistema vestibular que se puede repetir numerosas veces al día o incluso persistir con carácter crónico. Si transcurridos 10 días no se dejan de oír estos molestos pitidos en 10 días, se deberá consultar a un especialista que lo valorará y podrá aconsejar si es oportuno, ejercicios de fisioterapia para relajar la musculatura y articulaciones.

Otras precauciones que deberemos tomar son, comprobar si existe una pérdida auditiva. Para ello se puede concertar cita gratuita en nuestro centro auditivo Jaime de Castro. También debemos controlar la presión sanguínea y los niveles de colesterol y revisar con el médico en el caso de estar tomando con frecuencia medicación anti inflamatoria u otros fármacos que puedan ser contraindicados en el caso de padecer tinnitus como medidas preventivas frente a los acúfenos.

Se deben evitar en la medida de lo posible los cambios bruscos de presión que se producen en aviones o en prácticas deportivas como el buceo.

¿Cómo bajar la intensidad de los acúfenos?

En caso de ser crónicos y afectar seriamente a la calidad de vida de quienes lo padecen, existen afortunadamente, ejercicios para eliminar acúfenos o cuando menos rebajar la frecuencia o intensidad de los mismos.

¿Cómo hacer desaparecer el zumbido en los oídos?

Lo ideal es plantear y programar ejercicios de relajación muscular . Son ejercicios recomendados para pacientes que estén dispuestos a realizarlos de manera periódica a modo de fisioterapia.

¿Cuándo desaparecen los acúfenos? Ejercicios para eliminar los molestos acúfenos

El tinnitus suele desaparecer antes de los 10 días, pero, en otras ocasiones no desaparece y nos acompaña con una presencia a veces caprichosa y en el peor de los casos continua. Este trastorno auditivo puede darse por diferentes circunstancias y hay factores de riesgo que favorecen su aparición, por ejemplo los deportes de contacto que pueden dañar o alterar al oído.

A continuación describiremos algunos ejercicios básicos para tratar de paliar sus efectos que están muy extendidos en las practicas de fisioterapia así como de Yoga y Mindfulness.

Elimina el tinnitus con un masaje en la mandíbula

La tensión excesiva en los músculos del cuello puede favorecer una inflamación de nervios faciales como el trigémino y desembocar en la aparición de los molestos zumbidos. No hay estiramiento ni masaje instantáneo que nos solucione un problema tensional, pero con constancia y la frecuencia adecuada se puede mitigar y mejorar la percepción del tinnitus.

Debes permanecer sentado para evitar mareos y pérdida de equilibrio. Se trata de estirar durante unos pocos minutos los músculos faciales relacionados con la mandíbula inferior, deberemos abrir la boca tanto como sea posible, ayudándonos incluso con una mano para estirar hacia abajo. De este modo vamos a favorecer una relajación de la tensión de la musculatura facial para que los nervios faciales se descompriman y disminuir la inflamación.

Otro ejercicio de relajación consiste en el masaje superficial en la cara, bajo las sienes, donde se palpa la articulación de las dos mandíbulas, utilizando una bola o cualquier pelota semirrígida.

Por último , también es aconsejable, estirar desde arriba de la cabeza, con una mano por encima hasta inclinarla, permitiendo así estirar los músculos del trapecio.

La técnica de Jacobson funciona para calmar los acúfenos

Esta técnica de relajación está basada en la somatización e imaginación guiada. Se practica tumbado en un sitio tranquilo, sin ruidos y se va pensando en cosas placenteras y cada vez más relajantes, olores, paisajes y al mismo tiempo , de manera consciente se focaliza la intención de la relajación progresiva de los diferentes grupos musculares, con ello se consigue que nuestro organismo también se relaje paulatinamente, la frecuencia cardiaca baja a niveles de reposo al igual que la respiración y los músculos también.

Tonificación muscular y estiramientos para el acúfeno

Tonificar todos los músculos que están relacionados con la cara favorecerá la descongestión de las zonas aledañas al nervio acústico. Los ejercicios de la boca y mandíbula combinados con la lengua y los ejercicios de cuello y músculos del trapecio son beneficiosos no solo para los acúfenos, sino también para las personas que padecen problemas de dolores en la zona cervical. La rotación de hombros no solo es buena para aliviar las tensiones y contracturas de los manguitos rotadores, sino también para aliviar los acúfenos al permitir relajar los músculos cercanos al cuello.

Ejercicios cervicales para el acúfeno: masaje

En realidad son ejercicios de estiramiento de cuello y rotación de hombros que además de favorecer la relajación de la musculatura que afecta a la zona cervical relajan toda una amplia zona interconectada por musculatura, tendones y terminaciones nerviosas.

Serán aconsejables todos aquellos ejercicios que practicados con moderación nos produzcan sensación de relajación mientras los practicamos, como es el caso de un paseo agradable caminando, o en bici, practicar yoga, mindfulness o meditación.

Método de la media luna

Consiste en el estiramiento lateral de una mitad del cuerpo mientras la otra permanece relajada, ausente de tensión. Al cabo de un rato se realiza lo mismo en el lado contrario.

Todos los ejercicios de relajación para combatir el exceso de tensión muscular, como sumado a una buena técnica de relajación de tipo mental contribuyen en gran medida a disminuir los efectos de los molestos zumbidos de los oídos.

En definitiva, ejercicios como flexión de cabeza de lado a lado, ejercicios de cuello para el tinnitus como movimientos de cuello de forma circular, flexión y extensión de cervical y masajes para los acúfenos en la zona mandibular, son soluciones físicas muy aconsejables.

¿Cómo puedo distraerme de los acúfenos?

Cuando el tinnitus se establece de forma crónica, además de los ejercicios de relajación es conveniente darle también un enfoque psicológico de relajación no solo muscular sino, mental del problema. En el caso de padecer esta enfermedad, es importante la relajación para no estar pendiente y evitar que llegue a  convertirse en una obsesión que nos acompañe en todo momento e incluso aumente su percepción. El estrés continuado es otro factor de riesgo La respiración profunda, los ejercicios de meditación y algunas prácticas como el yoga pueden ayudar en cuerpo y mente a los pacientes con acúfenos.

💬 ¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?
Llama ahora