¿Cuántos tipos de pérdida auditiva existen?

Tipos de pérdida auditiva

Para los que no estén familiarizados con la pérdida de audición y la salud auditiva podría parecer que solo existe un tipo de hipoacusia, es decir, no se oye bien y punto. Pero si lo analizamos desde un criterio más profesional nos damos cuenta de que el sistema auditivo puede sufrir diferentes tipos de pérdida de audición.

Atendiendo a los oídos afectados

Si solamente fuera uno el oído afectado sería una pérdida auditiva unilateral, monoaural o también conocida como sordera unilateral.

Si fueran ambos oídos los afectados se podría llamar pérdida auditiva bilateral o binaural.

Tipos de pérdida auditiva

Si nos fijamos en el origen o naturaleza de los elementos dañados existen estos tipos de pérdida auditiva.

Hipoacusia Conductiva

Es la pérdida auditiva debida a daños o malformaciones del canal auditivo. En este tipo de pérdida auditiva el origen está en la incapacidad bien sea del oído externo o del oído medio de hacer llegar el sonido al oído interno.

Las causas de pérdida de audición suelen ser una obstrucción, una desarticulación de la cadena de huesecillos del oído. La pérdida auditiva conductiva es debida a daños en el oído externo y medio.

Tratamiento de la Hipoacusia conductiva

En el tratamiento de la hipoacusia conductiva además del clínico o incluso quirúrgico se pueden incluir audífonos para compensar la pérdida auditiva , implante auditivo o varillas de vibración ósea. El criterio médico en colaboración con el audioprotesista y un logopeda en el tratamiento de la hipoacusia conductiva es fundamental.

A la pérdida de audición conductiva también se le llama Hipoacusia de transmisión porque puede afectar a diferentes partes del sistema auditivo.

Hipoacusia Neurosensorial

Al contrario que la pérdida auditiva conductiva se relaciona con daños sensoriales en el oído interno, como por ejemplo en el nervio auditivo o a nivel coclear o vestibular. La pérdida de audición en estos casos se suele tratar la pérdida auditiva neurosensorial en colaboración estrecha con el médico otorrino y el audiólogo o audioprotesista.

Tratamiento de la Hipoacusia Neurosensorial

El tratamiento de la sordera sensorineural o pérdida auditiva neurosensorial podrá ser la adaptación de unos audífonos o incluso un dispositivo implantable, dependiendo del estilo de vida y el grado de pérdida auditiva y por supuesto de los resultados del test auditivo y su pronóstico.

Pérdida auditiva mixta

Es la combinación de ambas. La hipoacusia mixta tiene su origen en el deterioro del sistema de transmisión óseo-conductivo y también en el oído interno por afectación neurosensorial.

En los casos de pérdida auditiva relacionada con sordera mixta, si la pérdida de audición es severa o profunda el tratamiento es principalmente médico y suele ser el implante de oído medio o el implante óseo. En este tipo de pérdida auditiva suele realizarse la rehabilitación en combinación con logopedas.

Como se puede observar existen numerosos tipos de pérdida auditiva.

Tipos de hipoacusia atendiendo a su grado de audición o afectación.

Este tipo de pérdida auditiva puede incluir o estar combinada con muchos de los tipos de pérdidas anteriormente descritos.

Pérdida auditiva leve

Como se intuye es un primer grado de pérdida auditiva, donde la afectación de la prueba auditiva es casi irrelevante (a excepción de la población infantil, en la cual no hay pérdida que sea considerada irrelevante por pequeña que sea) y donde se aconseja un seguimiento frecuente y una concienciación por parte del paciente que por primera vez deja de ser normo oyente.

En este caso dejamos de oír el goteo de un grifo y algunas alarmas de dispositivos electrónicos especialmente agudas y de poca intensidad como en el caso de algunos relojes.

Se incluye en esta clasificación las que necesitan entre 20 y 40 dB para poder detectar el pitido de la audiometría.

Pérdida auditiva moderada

En estos casos se necesitan entre 41 y 50 dB para distinguir algunas frecuencias durante los test auditivos. Se pierden palabras en las conversaciones y si se nos pregunta de repente puede que tengamos que hacer repetir pareciendo erróneamente que estamos ausentes o despistados.

Aparece en los casos de hipoacusia moderada un cierto nivel de estrés auditivo provocado por la tensión sufrida al tratar de seguir conversaciones en ambientes ruidosos como restaurantes o lugares con mucho público hablando a la vez.

Pérdida auditiva grave

En estos casos donde hay una pérdida auditiva de alta la detección y concienciación del paciente es fundamental porque es probable un deterioro de las relaciones sociales y un aislamiento que si no es corregido con prótesis auditiva puede tener consecuencias lamentables en la salud auditiva, cognitiva y psicológica del paciente.

Pérdida auditiva profunda

Esta es la peor situación por las consecuencias limitantes que tiene. A pesar de todo existen potentes audífonos para intentar hacer la vida más fácil en estos casos. es muy importante una vez más el papel de los tres principales profesionales que intervienen en la salud auditiva.

Como hemos podido ver existen muchos tipos de perdida auditiva si atendemos a diferentes criterios de clasificación. Pero en todos ellos es muy importante la detección temprana, el seguimiento y el asesoramiento profesional de nuestros otorrinolaringólogos, audioprotesistas, logopedas y en algunos casos psicólogos.

💬 ¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?
Llama ahora