En qué consiste una audiometría y cuáles son los valores normales.

Qué es una audiometría

La mejor forma de saber si nuestra capacidad de audición es normal o tenemos una pérdida auditiva es realizando una audiometría. La velocidad de vibración de un sonido o tono del sonido y la intensidad, que se refiere a los umbrales de audición con la que se produce son dos factores clave para realizar una audiometría.

La capacidad auditiva con los años se va perdiendo y es a partir de los 65 años cuando empezamos a notar que nuestro oído va perdiendo sensibilidad auditiva. Por lo común los resultados de las pruebas de audición a esta edad y en adelante empiezan con lo que llamamos presbiacusia. El oído progresivamente va a desarrollar una pérdida de sensibilidad para distinguir los sonidos más agudos como las alarmas de los relojes o pequeños electrodomésticos y con el tiempo, aumentará el grado de pérdida alcanzando también a los sonidos no solo agudos sino también medios y en menor medida graves.

Cada vez es más accesible hacer una prueba de audición en línea, basta con entrar en algunas webs de centros auditivos para realizar un test. No obstante lo más aconsejable para comprobar el estado de salud auditiva es acudir a un profesional como el audioprotesista que se encuentra en los centros auditivos o la consulta del médico otorrinolaringólogo.

A continuación vamos a conocer más acerca de la pérdida auditiva, como se realiza .

¿Qué es una audiometría?

Si buscamos a través de Medlineplus, enciclopedia médica de la Biblioteca Nacional de Medicina, nos dice que son pruebas audiológicas que se efectúan para determinar la intensidad del sonido necesaria según la velocidad de vibración del sonido. Para poder homologar y comparar el resultado estas pruebas deben ser hechas en condiciones ambientales estandarizadas y medidas con instrumentos homologados.

¿Cómo se hace un examen de audiometría?

Debe realizarse en condiciones sonoras de escaso o nulo ruido ambiental, para ello se dispone de una cabina o de una sala debidamente insonorizada y un audiómetro mediante el cual se valorará la pérdida de audición.

Vamos a conocer a tipos de audiometrías y la información que nos dará cada una de ellas.

Audiometría tonal y logo-audiometría

Mediante la prueba denominada audiometría tonal nos damos cuenta de la intensidad de sonido que necesitamos para percibirlos. Se mide el umbral mínimo en frecuencias que van de desde los 125 Hz hasta los 8 KHz. También en la exploración denominada audiometría tonal se determinan valores no solo cuantitativos sino cualitativos.

Existen dos tipos:

Tonal liminar

Nos da una idea de la intensidad necesaria a la que empezamos a percibir el sonido para las diferentes frecuencias.

Tonal supraliminar

Pertenecen a este tipo cualquier prueba auditiva que superando el umbral mínimo de audición nos ayuda a obtener información como la capacidad de entender lo que oímos que se analiza en la logo-audiometría que es una prueba verbal. También forman parte de este tipo las mediciones del umbral de inconfort y la prueba de fowler.

La prueba de Fowler es de tipo supraliminar y se realiza emitiendo un sonido continuo a 20 dB por encima del umbral, nos da  información sobre el reclutamiento. Las personas que lo padecen alcanzan el umbral de inconfort antes de lo normal, lo cual es un impedimento importante para adaptar una audioprotesis ya que el paciente no tolera que se le aumente el sonido.

Esta prueba consiste en emitir el mismo sonido con la misma intensidad y detectar si hay un oído que lo oye más. Si es así, se aumenta la intensidad del oído que oye menos para posteriormente aumentar en ambos la intensidad unos 20 dB. Una vez aumentada si uno de los dos percibe mucha más intensidad que el otro puede ser que ese oído sufra reclutamiento.

El origen del reclutamiento se localiza en el nivel coclear (oído interno).

Las causas pueden ser desde ototoxicidad por fumar o medicamentos oto-lesivos, trauma acústico y también de origen genético.

Logo audiometría

Es una prueba de audición en línea que se realiza en el centro auditivo. Este test de audición en línea nos da información sobre la capacidad que se tiene para entender el lenguaje y su origen está en problemas relacionados con el oído medio e interno. El objetivo de esta prueba  es adelantarnos el pronóstico para adaptar una prótesis auditiva o unos audífonos, puesto que no solo se trata de oír bien las palabras, sino también de no oírlas distorsionadas.

¿Cuál es el objetivo de la audiometría?

La audiometría nos va a dar información del umbral auditivo o intensidad sonora que necesitamos en las diferentes frecuencias que normalmente el hombre es capaz de distinguir y si el problema tiene su origen en el oído externo, medio o en el oído interno. En definitiva nos dará una información precisa del origen de la pérdida de audición y del tipo de pérdida auditiva

Grados de pérdida auditiva

Hipoacusia es el nombre técnico que damos en los centros auditivos a la pérdida auditiva. Así pues, la capacidad para oír dependerá del grado de pérdida auditiva.

Los grados de pérdida auditiva son de menor a mayor:

  1. Hipoacusia leve: Existen determinados sonidos que no se oyen y se requiere un umbral de audición ligeramente mayor que el normal para distinguir el sonido. Por lo común se necesita un promedio de entre 25 y 40 dB. En el caso de personas con pérdida de audición leve es muy importante realizar un seguimiento para poder tomar medidas a tiempo para evitar las consecuencias negativas que podría tener a medio y largo plazo.
  2. Hipoacusia moderada o pérdida de audición moderada: El umbral de sonido necesario para ser detectado está comprendido entre los 41 y los 70 dB. En estos casos se hace repetir con frecuencia alguna frase de la conversación porque no se llega a comprender todas las palabras.
  3. Hipoacusia severa: los resultados de la audiometría abandonan por completo los valores normales y son necesarios desde 71 dB hasta los 90 dB para distinguir los sonidos.
  4. Hipoacusia profunda: contiene umbrales entre los 91 y 100 dB. Aparecen grandes problemas para el entendimiento.

Para resumir y saber un poco más sobre lo que es una audiometría diremos que gracias a sus diferentes tipos podemos tener una idea de como está el sistema auditivo, de cuantificarlo, de saber el origen y cual es su pronóstico.

Recuerde, realizar una prueba de audición en línea o acudir a un centro auditivo a partir de los 60 años es una medida muy aconsejable por su valor preventivo y no tenemos que esperar para hacerla cuando abandonemos los límites de los valores normales.

💬 ¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?
Llama ahora