Diabetes y pérdida de audición. ¿Cómo puede afectar la diabetes a su audición?

¿Sabías que la diabetes y la pérdida de audición están relacionadas? Según el Centro de Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC), los niveles de azúcar en sangre demasiado altos o bajos pueden dañar los nervios que afectan a la audición.

La diabetes es una enfermedad crónica que afecta a la capacidad del cuerpo para convertir los alimentos en energía. Cuando se tiene diabetes, el cuerpo no es muy bueno en la creación de insulina, lo que significa que demasiado azúcar permanece en el torrente sanguíneo. La diabetes no tiene cura, pero puede controlarse con medicamentos.

Según los CDC, la diabetes puede causar daños en los nervios de muchas partes del cuerpo, incluidos los oídos. Con el tiempo, los pequeños vasos sanguíneos del oído interno pueden resultar dañados por los altos niveles de azúcar en sangre. Cuando el nivel de azúcar en sangre es bajo, también puede afectar al modo en que las señales nerviosas viajan desde el oído interno hasta el cerebro. En ambos casos, esto puede provocar una pérdida de audición.

De hecho, los CDC afirman que la pérdida de audición es dos veces más común en las personas con diabetes.

💬 ¡Hola! ¿En qué puedo ayudarte?
Llama ahora